• Español
  • English
  • Euskara

Lo maravilloso de aprender algo, es que nadie puede arrebatárnoslo. (B.B. King)

Aprender sin reflexionar es malgastar la energía. (Confucio)

Yo no enseño a mis alumnos, solo les proporciono las condiciones en las que puedan aprender. (A. Einstein)

Eso es el aprendizaje. Entender de repente algo que siempre has entendido, pero de una manera nueva. (D. Lessing)

La actividad más importante que un ser humano puede lograr es aprender para entender, porque entender es ser libre. (B. Spinoza)

La educación es el arma más poderosa que puedes usar para cambiar el mundo. (N. Mandela)

El propósito general de la educación es convertir espejos en ventanas (S. J. Harris)

Si un niño no puede aprender de la forma en que enseñamos, quizás deberíamos enseñar como él aprende (I. Estrada)

El aprendizaje es experiencia, todo lo demás es información (A. Einstein)

La mayor señal del éxito de un profesor es poder decir: 'Ahora los niños trabajan como si yo no existiera. (M. Montessori)

El principio de la educación es predicar con el ejemplo. (A. Turgot)

Donde hay educación no hay distinción de clases. (Confucio)

¡Estudia! No para saber una cosa más, sino para saberla mejor. (Séneca)

Es imposible educar niños al por mayor; la escuela no puede ser el sustitutivo de la educación individual. (A. Carrel)

La buena didáctica es aquella que deja que el pensamiento del otro no se interrumpa… (E. Tierno Galván)

Excelente maestro es aquel que, enseñando poco, hace nacer en el alumno un deseo grande de aprender. (A. Graf)

Los niños son educados por lo que hace el adulto y no por lo que dice. (C. G. Jung)

Un profesor trabaja para la eternidad: nadie puede decir dónde acaba su influencia. (H. Adams)

La mejor enseñanza es la que utiliza la menor cantidad de palabras necesarias para la tarea. (M. Montessori)

Profesor: que te ilusione hacer comprender a los alumnos, en poco tiempo, lo que a ti te ha costado horas de estudio llegar a ver claro. (S. Josemaría)

43344
Select Page

Entrevista a D.José Antonio Pérez-Foncéa

 

 

Con motivo de la visita que el escritor D.José Antonio Pérez-Foncéa realizó al colegio el pasado jueves 2 de marzo para hablar con los alumnos de ESO y BACHILLER, tuvimos la oportunidad de entrevistarlo y de que nos mostrara cómo es su mundo literario, su profesión.

 

POR HUGO LÓPEZ Y BORJA ÁLVAREZ. 1º ESO

Hola, buenas tardes. Muchas gracias por atendernos. Nos presentamos: yo soy Hugo López y este mi compañero Borja Álvarez.

Cuéntenos un poco sobre su vida como escolar. ¿Fomentaron la lectura?

Pues sí, la verdad. Yo estudié aquí,en Erain, y recuerdo que usábamos unos libros que se llamaban “Senda” en los que había varios textos que se diferenciaban según en qué época de la literatura española y extranjera se habían escrito. A ésto se le sumaba una hora de lectura todos los días, hora en la que disfrutamos mucho y en ese tiempo descubrí libros que me impactaron muchísimo a nivel personal.

Y un pequeño mensaje para las familias que lean esta entrevista. Querría decirles que un niño adquirirá el hábito de leer si sus padres leen en casa. Si éstos no lo hacen, el niño o niña tampoco; será más complicado que lo adquieran, y más en estos tiempos donde prevalece lo audiovisual.

 

Hemos sabido que usted fue abogado, ¿qué lo llevó a dejar la abogacía para convertirse en escritor?

Bueno, a mí, desde los ocho años, ya me gustaba contar historias. Incluso escribí algún relato sobre un palacio real (el del Antiguo), que estaba cerca de mi casa e imaginaba historias sobre Frankstenstein o Drácula viviendo allí. Cosas de esas fueron mis primeras narraciones. Sin embargo, no fue hasta el 3 de Abril del 2002, un día importante en mi vida, cuando surgió de nuevo aquella vena literaria y escribí el borrador de lo que sería la primera parte de mi primerísimo libro, “Iván de Aldénuri: El bosque de los thaurroks”. Redescubrí el placer de contar historias y además tuve la suerte de que el libro prosperó. Así que dejé la abogacía al ver que podía vivir a partir de mis libros. Después he ido descubriendo que escribir es un trabajo muy satisfactorio, en el que dispones de mucha libertad.

 

¿Podría precisarnos cómo fue su experiencia creadora mientras escribía “Iván de Aldénuri”?

Como os comentaba antes, cuando comencé a escribir en el 2002, escribía todo lo que yo tenía en el corazón. Soy una persona amante de la naturaleza y cada vez que veo un paisaje imagino una nueva historia. Y guiándome por ese instinto, me basé en el libro, y la posterior película, del “Señor de los anillos”. Pensaba que, al ser un tipo de relato que atrae a los jóvenes, engancharían con ella. Efectivamente, parece que acerté y me volví muy popular entre el público infantil. Aunque también he de hacer una mención especial a los numerosos adultos que leen mis libros y que disfrutan con ellos, tanto o más que los jóvenes.

 

¿Cómo se sintió al ver el éxito cosechado por su primer libro?

Bueno, claramente muy bien, porque no esperaba semejante acogida por el público.

Además, ésto tuvo consecuencias positivas, ya que este éxito me permitió viajar por el mundo. Gracias a mis libros, conseguí cruzar el Atlántico e ir a América, algo que nunca hubiese hecho como abogado.

 

Sus primeros 4 libros (3 de la saga de Iván de Aldénuri y 1 de Thúval) pertenecían al subgénero narrativo de aventuras, ¿por qué con sus últimas obras ha cambiado a la novela histórica?

Fue todo muy intenso y acabé un año 2011 un tanto saturado, así que pensé que no me vendría mal cambiar de aires. Gracias a este cambio, he conocido la gran historia del aguerrido almirante Blas de Lezo, quien, por cierto, era oriundo de aquí, de Pasajes. ¡Y yo jamás había oído hablar de él!. Cuando por circunstancias de la vida me topé con la figura de Blas de Lezo, me pareció gravísimo que en España hubiera tan escasas publicaciones sobre él, ¡ni siquiera en Guipúzcoa, su tierra natal! Por eso, pensé que sería justo mostrar quién fue Blas de Lezo y la importancia histórica que tuvo realmente. Parece que el público lo ha agradecido: estas Navidades ese mismo libro Blas de Lezo ha sido Número 1 en Amazon.

 

¿Por qué decidió escoger la figura del Almirante Blas de Lezo y no la de otros personajes más célebres y conocidos, como por ejemplo Cristóbal Colón, Pizarro o Hernán Cortés?

Pues precisamente por eso que os comentaba antes, porque mucuchos de esos personajes son mucho más célebres entre el público y su historia resulta más familiar a todo el mundo, a pesar de su lejanía a nuestras raíces guipuzcoanas, mientras que Blas de Lezo es una figura semi-desconocida, dentro y fuera del País Vasco.

 

En España cada vez se lee menos, lo que provoca cierta inquietud, en las instancias educativas al menos, intentando fomentar la lectura entre los jóvenes. ¿Qué beneficios cree usted que aporta leer?

Yo creo que es una actividad humana necesaria para el desarrollo intelectual y humano de la persona, para madurar y crecer espiritualmente, y además puede ser algo divertido.

El famoso escritor Tolkien lo dijo: “La literatura es creativa tanto como para el escritor como para el lector” porque, aunque se narre con las mismas palabras, cada uno se imagina un contexto, un escenario distinto, creando una película en la cabeza. Una persona, cuanto más lee, más “viaja”, más alimenta la creatividad y la imaginación, también necesarias en la vida, como señalaba Michael Ende al referirse all moribundo reino de Fantasía de “La historia interminable”. Por otra parte, la lectura también ensancha horizontes alrededor de diferentes puntos de vista. Esto proporciona una experiencia personal que es difícil de adquirir de otra forma. En conclusión, me atrevería a decir, incluso, que una persona que lee vive más y vive mejor.

 

¿Tiene algún proyecto aparte que el de la escritura?

Estoy trabajando para sacar adelante una película sobre Blas de Lezo, y el 28 de abril espero que salga publicada mi nueva novela “Fuego en el Missisipi”, que trata sobre la Guerra de la Independencia estadounidense, con el patrocinio del Ministerio de Cultura español.

 

¿Cuál ha sido su anécdota más entrañable como escritor?

He tenido muchas, y recuerdo que Erain fue el primer colegio al que vine a promocionar mis libros hace ya unos años. Aquella vez, un niño vino corriendo a mi coche y me explicó entusiasmado que uno de mis libros fue el primero que se había leído entero en su vida, y además, ¡4 veces!. Fue muy gratificante para mí.

 

Nos ha mencionado antes que cruzó el Atlántico,¿qué lugares ha visitado?¿Sus obras están traducidas a otras lenguas?

He visitado gran parte de América: EE.UU, Colombia, Perú, Ecuador y México. Tengo previsto, además, un viaje a Argentina.

Mi primera obra, la mencionada saga de Iván de Aldénuri, está traducida al inglés, al croata y al euskera, lo que no está nada mal.

 

Muchas gracias por su tiempo, don Juan Antonio. Espero que a los padres y alumnos del “cole” les resulten sus palabras tan entretenidas como a nosotros. También confiamos en que su carrera literaria esté llena de éxitos y que venga pronto a visitarnos de nuevo.

Un placer. Muchas gracias a ustedes.