• Español
  • English
  • Euskara

Lo maravilloso de aprender algo, es que nadie puede arrebatárnoslo. (B.B. King)

Aprender sin reflexionar es malgastar la energía. (Confucio)

Yo no enseño a mis alumnos, solo les proporciono las condiciones en las que puedan aprender. (A. Einstein)

Eso es el aprendizaje. Entender de repente algo que siempre has entendido, pero de una manera nueva. (D. Lessing)

La actividad más importante que un ser humano puede lograr es aprender para entender, porque entender es ser libre. (B. Spinoza)

La educación es el arma más poderosa que puedes usar para cambiar el mundo. (N. Mandela)

El propósito general de la educación es convertir espejos en ventanas (S. J. Harris)

Si un niño no puede aprender de la forma en que enseñamos, quizás deberíamos enseñar como él aprende (I. Estrada)

El aprendizaje es experiencia, todo lo demás es información (A. Einstein)

La mayor señal del éxito de un profesor es poder decir: 'Ahora los niños trabajan como si yo no existiera. (M. Montessori)

El principio de la educación es predicar con el ejemplo. (A. Turgot)

Donde hay educación no hay distinción de clases. (Confucio)

¡Estudia! No para saber una cosa más, sino para saberla mejor. (Séneca)

Es imposible educar niños al por mayor; la escuela no puede ser el sustitutivo de la educación individual. (A. Carrel)

La buena didáctica es aquella que deja que el pensamiento del otro no se interrumpa… (E. Tierno Galván)

Excelente maestro es aquel que, enseñando poco, hace nacer en el alumno un deseo grande de aprender. (A. Graf)

Los niños son educados por lo que hace el adulto y no por lo que dice. (C. G. Jung)

Un profesor trabaja para la eternidad: nadie puede decir dónde acaba su influencia. (H. Adams)

La mejor enseñanza es la que utiliza la menor cantidad de palabras necesarias para la tarea. (M. Montessori)

Profesor: que te ilusione hacer comprender a los alumnos, en poco tiempo, lo que a ti te ha costado horas de estudio llegar a ver claro. (S. Josemaría)

43344
Select Page

{gallery}noticias/erain/olimpiada-otono{/gallery}

Desde hace unos años, san Josemaría es el patrono del colegio y, en torno al aniversario de su canonización, solemos celebrar la Olimpiada de Otoño.

La jornada comenzó con un vídeo de san Josemaría, para conocer su historia. Después, cada tutor de grupo tuvo un rato de tertulia con los alumnos comentando aspectos de la vida del santo.

A continuación, comenzó el esperado Cross por cursos. Primero, corrieron 5º y 6º. Los alumnos más pequeños miraban boquiabiertos a los veteranos de primaria que corrían velozmente. Después, fue el turno de los de 3º y 4º. Todos querían llegar el primero, aunque solo unos pocos pudieron optar al triunfo. Por último, los alumnos de 1º y 2º corrieron ante la mirada atenta y los vítores de los alumnos más mayores. Quién lo iba a decir, pero fue un alumno de 1º el que ganó la carrera.

Se repartió un hamaiketako entre los participantes y después comenzaron las pruebas de atletismo para los alumnos de 1º a 4º y las pruebas acuáticas para los de 5º y 6º. Los más pequeños pudieron hacer pruebas de velocidad, lanzamiento de peso, salto de longitud y txingas. Los mayores hicieron duatlón, en el cual primero dieron una vuelta y después hicieron dos largos en la piscina; relevos dentro de la piscina y australiana. Algunos demostraron ser unos nadadores natos.

Por la tarde, cada curso tuvo la oportunidad de jugar a distintos deportes para acabar la jornada de una forma divertida.