• Español
  • English
  • Euskara

La persona, lo primero.

Navegamos a tu lado.

43344
Select Page

El 28 de Enero, acudimos – algo nerviosos después de 4 meses de preparación – al concurso de First Lego League (FLL) en su primera fase de Euskadi en el que participaron más de 500 escolares de edades entre 6 y 16 años.

Se realizó en la Sede de Euskaltel (Bilbao), lo que supuso un problema, ya que había que estar en ese lugar a las 8:00 de la mañana del sábado; no obstante, nos las arreglamos para acudir todos juntos el día anterior y dormir en Bilbao, donde nos lo pasamos genial.

Ya en Bilbao, nos centramos en prepararnos para el concurso: Llegamos entusiasmados a la Sede de Euskaltel y nos sorprendimos por el buen ambiente de la gente, emocionada. Tras la motivadora charla de presentación a todos los equipos, nos asentamos en la zona PIT, donde cada equipo tiene su propia mesa para trabajar hasta que le toque concursar. Los nervios y la ilusión eran predominantes en nuestro primer año lleno de novedades.

Participamos en la prueba del robot, donde había que conseguir que el robot realizara una serie de pruebas y, a pesar de los nervios, obtuvimos 60 puntos, que no estuvo nada mal para ser el primer año, quedando en el puesto 16 de 42 participantes. También hicimos presentaciones del proyecto científico y del diseño tecnológico a un jurado muy exigente; a pesar de todo obtuvimos buena nota en la mayoría de los aspectos requeridos. Además, se podía asistir a esas presentaciones y seguir el juego del robot en directo.

Pero no solo había pruebas para los concursantes: Familiares, amigos o conocidos también podían experimentar la ciencia, la tecnología y la innovación en primera persona a través de las actividades que habían preparado en el “Opengune” como, por ejemplo, ver el trabajo de un perro policía; probar gafas de realidad aumentada o hasta cómo vuela un dron de último modelo.

Sin duda, esta cita fue una experiencia emocionante, divertida, innovadora y llena de aprendizaje en equipo que esperamos repetir el año que viene.

Escrito por: NICOLÁS MUÑOZ