• Español
  • English
  • Euskara

Lo maravilloso de aprender algo, es que nadie puede arrebatárnoslo. (B.B. King)

Aprender sin reflexionar es malgastar la energía. (Confucio)

Yo no enseño a mis alumnos, solo les proporciono las condiciones en las que puedan aprender. (A. Einstein)

Eso es el aprendizaje. Entender de repente algo que siempre has entendido, pero de una manera nueva. (D. Lessing)

La actividad más importante que un ser humano puede lograr es aprender para entender, porque entender es ser libre. (B. Spinoza)

La educación es el arma más poderosa que puedes usar para cambiar el mundo. (N. Mandela)

El propósito general de la educación es convertir espejos en ventanas (S. J. Harris)

Si un niño no puede aprender de la forma en que enseñamos, quizás deberíamos enseñar como él aprende (I. Estrada)

El aprendizaje es experiencia, todo lo demás es información (A. Einstein)

La mayor señal del éxito de un profesor es poder decir: 'Ahora los niños trabajan como si yo no existiera. (M. Montessori)

El principio de la educación es predicar con el ejemplo. (A. Turgot)

Donde hay educación no hay distinción de clases. (Confucio)

¡Estudia! No para saber una cosa más, sino para saberla mejor. (Séneca)

Es imposible educar niños al por mayor; la escuela no puede ser el sustitutivo de la educación individual. (A. Carrel)

La buena didáctica es aquella que deja que el pensamiento del otro no se interrumpa… (E. Tierno Galván)

Excelente maestro es aquel que, enseñando poco, hace nacer en el alumno un deseo grande de aprender. (A. Graf)

Los niños son educados por lo que hace el adulto y no por lo que dice. (C. G. Jung)

Un profesor trabaja para la eternidad: nadie puede decir dónde acaba su influencia. (H. Adams)

La mejor enseñanza es la que utiliza la menor cantidad de palabras necesarias para la tarea. (M. Montessori)

Profesor: que te ilusione hacer comprender a los alumnos, en poco tiempo, lo que a ti te ha costado horas de estudio llegar a ver claro. (S. Josemaría)

43344
Select Page

El pasado miércoles, 23 de enero, los alumnos de 1º y 2º Bachillerato se desplazaron a Madrid y Toledo para la convivencia de curso.

 

El viaje comenzó con la salida desde el colegio y, tras un trayecto donde no faltó la nieve, llegamos a la capital. Una vez allí, nos dirigimos al Nuevo Teatro Alcalá y asistimos al musical de Billy Elliot. Durante la representación, los alumnos conocieron la lucha de un niño por alcanzar su sueño de ser bailarín de ballet. La historia se localizaba en una ciudad minera del norte de Inglaterra, en plena huelga de 1984/85.

La segunda jornada se centró en Toledo y, en ella, visitamos el Alcázar, la catedral y el conjunto de la ciudad. El recorrido comenzó en el Alcázar, un monumento con una larga historia que acoge una exposición permanente sobre espadería, armas de fuego, banderas, uniformes, documentos o reproducciones históricas.

En la visita, los alumnos reconocieron varias de las obras y contenidos que habían estudiado en el colegio. Tras ello, hicieron un receso en la Plaza Mayor para comer. A la tarde, nos desplazamos al centro de la ciudad y visitamos el conjunto catedralicio. Un hito en la historia del arte donde hicieron un recorrido por los diferentes estilos artísticos que la componen. Para muchos, la visita resultó de extraordinario interés.

Una vez finalizada la visita a la catedral primada, tuvieron tiempo libre y, callejeando, algunos alumnos aprovecharon el momento para disfrutar del ambiente y el ocio toledano, otros completaron la visita con la mezquita, la sinagoga o el monasterio de San Juan de los Reyes. A las 20:00 cogimos el autobús de vuelta.

El tercer y último día concluyó con la visita al centro de Madrid. Hubo varios grupos y fuimos recorriendo algunas zonas clásicas del Madrid de los Austrias. A mediodía iniciamos el camino de regreso y, en el trayecto, paramos en Lerma para comer y degustar la gastronomía local. A las 19:30 llegamos a San Sebastián.