Introducción

A diario estamos acostumbrados a ver en los medios de comunicación cosas como: familias con dos padres, familias con dos madres, parejas que tienen hijos sin matrimonio, la homosexualidad como algo natural, la presión que se ejerce para que la gente use el preservativo,  el divorcio como una cosa habitual y normal y casi "necesaria", etcétera.

Los medios de comunicación en sentido amplio (ya sean películas, series, revistas, periódicos, programas, reportajes, páginas web…)  provocan una confusión en la sociedad y tratan continuamente de cambiar el modo de pensar de las personas. Poco a poco van introduciendo en la mentalidad de la gente unos valores que no son una evolución normal de los valores anteriores, sino que llegan a ser antinaturales y que van en contra de la Ley natural.

Tratan de habituar a las personas a ver este tipo de casos en el día a día, y los verdaderos afectados de esta presión llena de confusión y falsificación son los niños, que son fáciles de manipular y hacerles creer en cosas que no son normales. Desde muy pequeños, se les trata de inculcar unos valores diferentes de los valores morales y naturales. Un ejemplo claro son los dibujos animados, o las películas, cuentos y folletos que se envían a los colegios, guarderías o incluso a los “parvulitos”. En estos “packs” de información llenos de estímulos, se habla sobre nuevos tipos de familias, como por ejemplo, familias con dos padres o con dos madres, matrimonios de dos mujeres con un hombre o viceversa, padres que no están casados pero que tienen muchos hijos, familias en las que el padre está divorciado de la madre y la madre se casa con otra mujer, y muchas más; o en el caso de institutos o colegios de secundaria, se les habla sobre el uso del preservativo como si fuera algo que todo el mundo debería de usar, o la homosexualidad como si fuera algo bueno que deberían de aceptar, etcétera.

De esta manera lo que consiguen los medios de comunicación es crear nuevas generaciones llenas de confusión y desorden, así como el cambio de lo normal por lo habitual, y la destrucción de las bases de la moral cristiana, que son las bases en las cuales se construye nuestra sociedad europea.

En este trabajo presento algunos pocos ejemplos de lo que considero que es una manipulación de las cabezas de los jóvenes, jóvenes como yo. Analizo esos ejemplos y explico porque pienso que son manipulaciones.

Advierto de antemano que algunos de estos ejemplos son desagradables, ya que he recogido algunas escenas de series de televisión o programas rosas o amarillos que, sin llegar a ser obscenos pueden herir la sensibilidad del lector....., pero esto es lo que nos enseñan en la televisión.

 

Colegio Erain   |  Departamento de Religión   |   Introducción